Inicio > Acceso abierto > Regulaciones internacionales de acceso abierto.

Regulaciones internacionales de acceso abierto.

A continuación se presentan las fechas clave sobre el desarrollo internacional de regulaciones sobre el acceso abierto.


En 1948 la Declaración Universal de Derechos Humanos fue el primer reconocimiento de derechos y libertades universales. Todo hombre tiene derecho a la información.
En 1969 la Convención Americana sobre Derechos Humanos sostuvo que toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas, sin consideración de fronteras, de manera oral, escrita impresa o artística.
El 31 de Julio de 2002 se firma por medio de la UNESCO se firma la Carta de Santo Domingo por el Libre Acceso a la Información Pública. Este derecho contribuye a la transparencia de la gestión pública y combate la corrupción garantizando la participación ciudadana.
El 14 de febrero de 2002 se promulga la Declaración de Budapest, que busca regular la Iniciativa de Acceso Abierto (Open Access Initiative) y se busca la disponibilidad gratuita en Internet Público, permitiendo a quien sea leer, descargar, copiar, distribuir, imprimir, buscar, sin ningún tipo de barrera.
En abril de 2003 se firma la Declaración de Bethesda, la cual buscaría que, autores y propietarios de los derechos de propiedad intelectual, otorgaran a los usuarios un derecho libre, universal y perpetuo para copiar, utilizar, distribuir, derivar trabajos presentados públicamente en cualquier plataforma digital. Además, propone la posibilidad de poner a disposición los recursos en repositorios en línea.
El 22 de octubre de 2003 entra en vigencia la Declaración de Berlín, que intenta regular el acceso abierto al conocimiento en ciencias y humanidades, promoviendo el paradigma del acceso abierto en beneficio de la ciencia y la sociedad, estimulando a autores e instituciones a publicar bajo esta línea y desarrollando métodos de evaluación que reconozcan el mérito intrínseco de las contribuciones.
En enero de 2004 se promulga la declaración sobre el Acceso a los datos de investigación de fondos públicos, que permite el acceso inmediato a la información sin necesidad de registro o pago a través de plataformas digitales.
En 2013 se establecen las directrices para políticas de desarrollo y promoción del acceso abierto (UNESCO), que establece que el contenido de los repositorios es variable, los cuales deben contar con un software preparado para que promueva el licenciamiento Creative Commons, como aspecto obligatorio, lo que permite el aumento de la visibilidad, su uso e impacto a todos los sectores.
Regulaciones nacionales de acceso abierto
El 12 de marzo de 2013 se propone una iniciativa que busca reformar diversos artículos de la Ley General de Ciencia y Tecnología y la Ley General de Educación. Dichas modificaciones establecen que cualquier investigación realizada en instituciones públicas o con recursos públicos deben estar disponibles en formato de acceso abierto a través de plataformas en línea.
El 20 de mayo de 2014 el Diario Oficial de la Federación publica el decreto por el que se modifican diversas disposiciones de la Ley de Ciencia y Tecnología, la Ley General de Educación y la Ley Orgánica del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Dicho decreto busca promover el desarrollo, la vinculación y diseminación de la investigación científica apoyadas en las nuevas tecnologías de la información mediante el uso de plataformas de acceso abierto.
A partir de este decreto, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología establece entre 2014 y 2015 los lineamientos Generales y los lineamientos Técnicos para Repositorios Institucionales. En los primeros se establece políticas que regulen la consolidación del acceso y uso de la información derivada de las actividades académicas en formato digital y que garantice la seguridad y almacenamiento de dicha información. En el segundo de los lineamientos, se estipulan las capacidades físicas y virtuales para la apropiación social del conocimiento y la promoción del acceso abierto.
Finalmente, en diciembre del 2015 el CONACYT publica la convocatoria para desarrollar repositorios institucionales de acceso abierto.